Derechos de propiedad intelectual sobre semillas

 

El Convenio Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales, adoptado en París en 1961, y revisado en 1972, 1978 y 1991, creó la Unión Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales (UPOV), una organización intergubernamental con sede en Ginebra (Suiza).

Al final de 2012, 71 paises eran miembros de la UPOV. 

 

51 paises aplican la version del Convenio UPOV de 1991 (UPOV 91). 

 

19 paises aplican la version del Convenio UPOV de 1978 (UPOV 78) : Argentina, Bolivia, Brasil, Canada, Chile, China, Colombia, Ecuador, Italia, Kenya, Mexico, Nueva Zelanda, Nicaragua, Noruega, Paraguay, Portugal, Africa del Sur, Trinidad y Tobago, Uruguay.

 

Bélgica aplica la version del Convenion UPOV de 1972 (UPOV 61/72). 

 

*

El Convenio de la UPOV es el fundamento para la concesión, a los obtentores de variedades vegetales, de un derecho de propiedad intelectual específico al mundo vegetal, distinto de la patente : el derecho de obtentor.

 

En el caso de una variedad protegida por un derecho de obtentor, para reproducir o multiplicar la variedad con fines comerciales es necesario disponer de la autorización del obtentor. 

 

Las diferentes versiones del Convenio tienen incidencias muy distintas sobre el derecho de obtentor y el ámbito de la protección otorgada : varía particularmente el derecho del agricultor de conservar una parte de su cosecha para volver a sembrarla en la siguiente temporada

Esto significa que las diferentes versiones del Convenion no preveen las mismasexcepciones al derecho de obtentor

 

En la version de 1978, no está formalmente prevista la excepción del agricultor, y sólo deriva de la formulación del ámbito de la protección ("producción con fines comerciales del material de reproducción o de multiplicación, en su calidad de tal"). 

 

En cambio, la excepción del obtentor está prevista expresamente : es el fundamento mismo del Convenio, la particularidad del Derecho de Obtentor, comparado con el régimen de patentes. 

 

*

 

En la última version del Convenio (version de 1991) las excepciones son las siguientes: 

  •  excepciones obligatorias :

- excención del obtentor : para elaborar nuevas variedades

- con fines experimentales : para laboratorios de investigación

- en un marco privado y sin fines comerciales : para jardineros aficionados e agricultura de subsistencia

 

  • excepciones opcionales

- semillas conservadas en la finca, por el agricultor : una Parte Contratante (un pais) podrá restingir los derechos de obtentor para permitir a los agricultores utilizar a fines de producción o multiplicación, en su propia explotación, el producto de la cosecha que hayan obtenido por el cultivo de una variedad protegida, dentro de límites razonables a reserva de pagar al obtentor una "remuneración equitativa"

 

Para obtener una protección bajo el Convenio de la UPOV, es necesario satisfacer los siguientes criterios : 

  • demostrar la novedad de la variedad
  • darle una denominación a la variedad y satisfacer los criterios de Distinción,Homogeneidad e Estabilidad (DHE)
  • pasar por formalidades y pago de tasas

Paralelamente a la adopción de las convenciones de la UPOV, se negociaron varios acuerdos bajo los auspicios de la OMC, que tienen relevancia en el ámbito de los derechos de propiedad intelectual sobre semillas. 

 

La mayoría de los Acuerdos de la OMC son el resultado de las negociaciones de la Ronda Uruguay celebradas en 1986-1994 y se firmaron en la Conferencia Ministerial de Marrakech en abril de 1994.

Los 60 acuerdos, anexos, decisiones y entendimientos productos de la Ronda Uruguay quedan comprendidos en una estructura simple con seis partes principales:  un acuerdo general (el Acuerdo por el que se establece la OMC);  acuerdos con respecto a cada una de las tres amplias esferas de comercio abarcadas por la OMC (bienes, servicios y propiedad intelectual);  solución de diferencias; y exámenes de las políticas comerciales de los gobiernos.

 

El Anexo 1C, que constituye el Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC - TRIPS en Inglés), dispone, en un Artículo 27 relativo a las patentes

 

" Materia patentable

1. Sin perjuicio de lo dispuesto en los párrafos 2 y 3, las patentes podrán obtenerse por todas las invenciones, sean de productos o de procedimientos, en todos los campos de la tecnología, siempre que sean nuevas, entrañen una actividad inventiva y sean susceptibles de aplicación industrial. (...)

 

2. Los Miembros podrán excluir de la patentabilidad las invenciones cuya explotación comercial en su territorio deba impedirse necesariamente para proteger el orden público o la moralidad, inclusive para proteger la salud o la vida de las personas o de los animales o para preservar los vegetales, o para evitar daños graves al medio ambiente, siempre que esa exclusión no se haga meramente porque la explotación esté prohibida por su legislación.

 

3. Los Miembros podrán excluir asimismo de la patentabilidad:

a) los métodos de diagnóstico, terapéuticos y quirúrgicos para el tratamiento de personas o animales;

b) las plantas y los animales excepto los microorganismos, y los procedimientos esencialmente biológicos para la producción de plantas o animales, que no sean procedimientos no biológicos o microbiológicos. Sin embargo, los Miembros otorgarán protección a todas las obtenciones vegetales mediante patentes, mediante un sistema eficaz sui generis o mediante una combinación de aquéllas y éste. Las disposiciones del presente apartado serán objeto de examen cuatro años después de la entrada en vigor del Acuerdo sobre la OMC."

 

Este acuerdo ADPIC-TRIPS no define que exactamente que podría ser un "sistema sui generis eficaz" para la protección de la propiedad intelectual de las obtenciones vegetales. 

 

A pesar de la aparente flexibilidad que brinda la cláusula sui generis, la protección de variedades vegetales del tipo que ofrece UPOV fue presentada regularmente como la única opción sui generis válida par el Sur. 

 

Como consecuencia, muchos paises latinoaméricanos se unieron a UPOV como respuesta a las exigencias del acuerdo ADPIC

Esto también es el resultado de la presión ejercida por los paises industrializados, que buscan la uniformización mundial de las leyes de protección de la propiedad intelectual no solo a través de convenios globales como los de la OMC sino también mediante tratados y acuerdos bilaterales sobre comercio e inversiones. 

Ver por ejemplo los tratados firmados recientemente entre la Unión Europea y, por una parte, Colombia y Perú, y, por otra parte, los paises de Centro-América

 

La Comunidad Andina de Naciones (CAN), creada el 26 de mayo de 1969 por la firma del Acuerdo de Cartagena, está integrada por Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú. 

 

En 1993, la Comunidad Andina adoptó la Decision 345 sobre disposiciones comunes para la protección de los derechos de obtentores de nuevas variedades vegetales

Esta decisión crea un régimen sui generis ampliamente inspirado por el Convenio UPOV 91. 

 

En efecto, se establece en cada país miembro de la Comunidad un "Registro Nacional de Variedades Vegetales Protegidas", en el cual deberán ser registradas todas las variedades que cumplan con las condiciones de novedad, distinguibilidad, homogeneidad y estabilidad y presentan además una denominación genérica adecuada.

 

En cuanto a derechos del agricultor, el artículo 24 de la Decisión 345 dispone : 

 

" Artículo 24.- La concesión de un certificado de obtentor conferirá a su titular el derecho de impedir que terceros realicen sin su consentimiento los siguientes actos respecto del material de reproducción, propagación o multiplicación de la variedad protegida:

 

a) Producción, reproducción, multiplicación o propagación;

 

b) Preparación con fines de reproducción, multiplicación o propagación;

 

c) Oferta en venta;

 

d) Venta o cualquier otro acto que implique la introducción en el mercado, del material de reproducción, propagación o multiplicación, con fines comerciales.

 

e) Exportación;

 

f) Importación;

 

g) Posesión para cualquiera de los fines mencionados en los literales precedentes;

 

h) Utilización comercial de plantas ornamentales o partes de plantas como material de multiplicación con el objeto de producir plantas ornamentales y frutícolas o partes de plantas ornamentales, frutícolas o flores cortadas;

 

i) La realización de los actos indicados en los literales anteriores respecto al producto de la cosecha, incluidas plantas enteras y partes de plantas, obtenido por el uso no autorizado del material de reproducción o multiplicación de la variedad protegida, a menos que el titular hubiese podido razonablemente ejercer su derecho exclusivo en relación con dicho material de reproducción o de multiplicación.

 

El certificado de obtentor también confiere a su titular el ejercicio de los derechos previstos en los literales precedentes respecto a las variedades que no se distingan claramente de la variedad protegida, conforme lo dispone el artículo 10 de la presente Decisión y respecto de las variedades cuya producción requiera del empleo repetido de la variedad protegida."

 

Estas disposiciones parecen ser aún más estrictas que las contenidas en el convenio UPOV, en su versión de 1991. Sin embargo, el artículo 26 preve una excepción importante a favor del agricultor : 

 

" Artículo 26.- No lesiona el derecho de obtentor quien reserve y siembre para su propio uso, o venda como materia prima o alimento el producto obtenido del cultivo de la variedad protegida. Se exceptúa de este artículo la utilización comercial del material de multiplicación, reproducción o propagación, incluyendo plantas enteras y sus partes, de las especies frutícolas, ornamentales y forestales." 

 

Esto significa que el agricultor tiene derecho a ajercer la reserva de la cosecha siempre y cuando el producto de su cosecha sea destinado a su propio uso o bien a la venta como materia prima o alimento, y no como semilla en si (es decir como material de reproducción). 

 

En cuanto a derechos de otros obtentores, el artículo 25 de la Decisión 345 dispone : 

 

" Artículo 25.- El derecho de obtentor no confiere a su titular el derecho de impedir que terceros usen la variedad protegida, cuando tal uso se realice:

 

a) En el ámbito privado, con fines no comerciales;

 

b) A título experimental; y,

 

c) Para la obtención y explotación de una nueva variedad, salvo que se trate de una variedad esencialmente derivada de una variedad protegida. Dicha nueva variedad podrá ser registrada a nombre de su obtentor."

 

Observación : estas disposiciones establecen un régimen idéntico al del convenio UPOV en su versión de 1991. 

 

 

Écrire commentaire

Commentaires : 0